Entrevista con Pilar Barea: "Nadie vuelve indiferente de un año en el extranjero, vivir el sueño americano es inolvidable" - Hola USA

Entrevista con Pilar Barea: “Nadie vuelve indiferente de un año en el extranjero, vivir el sueño americano es inolvidable”

Pilar Barea, alumna de Año Académico 2014-2015 en Estados Unidos

Pilar Barea, estudiante de Hola USA durante el Año Académico 2014-2015 en Estados Unidos

Me marcharía una y mil veces, fue sin duda uno de los mejores años de mi vida. Es una experiencia en la que maduras, abres tu mente y aprendes a ver la vida desde perspectivas completamente diferentes. Estas son las palabras de Pilar cuando recuerda su experiencia en el extranjero hace unos cuatro años.

Pilar estudia Estudios Internacionales en Madrid, y afirma que su año americano fue una de las experiencias que contribuyeron a su elección de carrera universitaria. “Estudiar en Estados Unidos me hizo apreciar mucho lo que tenía y mi casa, pero a su vez me di cuenta de lo importante que es salir de tu zona de confort, y una vez que lo haces, todo lo que aprendes y ganas”.

Desde Hola USA hemos querido volver a contactar con Pilar para recordar ese gran año y saber un poco más sobre la vida actual de esta joven que sigue apostando por el extranjero para seguir formándose y creciendo profesional y personalmente.

¿Cuál fue el principal motivo para tomar la decisión definitiva de irte a estudiar durante un año al extranjero?

Siempre quise irme a estudiar un año fuera. Mis padres tuvieron la oportunidad de hacerlo cuando eran jóvenes y siempre han contado cómo fue uno de los mejores año de su vida. Cuando llegó el momento no me lo pensé dos veces.

Tu primer pensamiento cuando aterrizaste en EEUU

Al salir del aeropuerto pensé ya está, aquí estoy, ahora a por todas.

¿Te costó adaptarte?

Un poco, no fue fácil, el idioma y la cultura son muy diferentes, pero con lo abiertos que son los americanos y la suerte de estar en la familia que estuve, antes de darme cuenta ya estaba completamente adaptada.

¿Qué te pareció la vida en Estados Unidos. ¿Piensa que los españoles tenemos peor educación que los británicos? ¿Hay mucho cambio cultural de un país a otro?

La vida en Estados Unidos es muy diferente a la española, es otra mentalidad mucho más tranquila y de familia. Valoran mucho el trabajo, el deporte, el estar en casa, para ellos no hace falta hacer grandes planes para disfrutar en familia. La educación no se puede comparar, son mentalidades completamente diferentes y cosas que allí se tomarían como faltas de respeto aquí no lo son y viceversa, el trato con las personas es muy diferente. Hay mucho cambio cultural, pero los españoles encajamos muy bien porque aprecian mucho a la gente abierta y extrovertida.

¿Cómo de rápido mejoró tu inglés? ¿Tenías una base antes de marcharte?

Mi inglés mejoró muchísimo y rapidísimo, los primeros días te duele la cabeza intentando entender todo lo que escuchas pero llega un momento que hasta sueñas en inglés!! Me fui con algo de nivel, pero bastante básico.

¿Cómo fue tu relación con compañeros de EEUU?

Genial, hice unos amigos buenísimos que sigo conservando, tanto americanos como de todas las partes del mundo y de todas las edades.

Pilar Barea, alumna Año Académico Estados Unidos 2014-2015 con compañeras durante su experiencia

Si volvieras atrás, ¿Te marcharías de nuevo?

Me marcharía una y mil veces, fue sin duda uno de los mejores años de mi vida.

¿Qué es lo que más te gustó de tu experiencia?

De mi año, me quedo con un montón de cosas pero sin duda, lo mejor mi familia americana. Tuve la suerte de que me eligiera una familia estupenda, mi hermana americana se volvió mi mejor amiga, me acogieron como una más desde el primer día y en ningún momento me sentí una intrusa o una invitada. Cuando hablo de mi familia también me refiero a los primos, tíos y abuelos, son un montón y tienen una relación muy cercana. Todos me acogieron con muchísimo cariño, haciéndome formar parte de su piña desde el minuto cero. Todavía sigo teniendo una relación muy buena con ellos, mis padres americanos incluso me riñen cuando les cuento que he salido hasta tarde!

¿Cuál ha sido el mayor provecho de estudiar en un High School Americano?

La oportunidad de hacer tanto deporte como el que hice y de aprender de una manera muy diferente a la española. Yo estuve en un High School Privado y las instalaciones eran increíbles, la sala de química, biología, ordenadores, la biblioteca, el teatro,…espectaculares. Pude practicar muchísimo deporte y vivirlo de una manera más intensa de cómo lo vivía yo aquí en España.

Alguna anécdota o experiencia que hayas tenido durante tu año académico que te gustaría contarnos.

Durante mi año, tuve la oportunidad de conocer a la familia con la que mi madre estuvo de joven, fue complicado pero al final pude ir a visitarlos, me invitaron a pasar parte del Spring Break con ellos. Me hizo muchísima ilusión poder conocerlos después de tantos años escuchando a mi madre hablar de ellos. Me trataron con mucho cariño y Sharon (la madre americana de mi madre), me trató como si fuera su nieta, pude ver donde mi madre vivió y sentir de primera mano todo el cariño y amor que, a pesar de todos los años que habían pasado, le seguían teniendo. Durante la visita visité varios estados del sureste, que es la parte más tradicional de Estados Unidos y me encantó.

¿Ves necesario que los jóvenes salgan de la zona de confort y estudien durante un tiempo fuera de su entorno habitual?

Si, es una experiencia en la que maduras, abres la mente y aprendes a ver la vida desde perspectivas completamente diferentes.

¿Crees que esa experiencia te motivó a la hora de comenzar tus estudios universitarios?

Sí, estudio estudios internacionales y mi año americano fue una de las experiencias que contribuyeron a mi elección de carrera.

Si tuvieras que resumir tu experiencia en el extranjero en una frase.

Un año en el que aprendí y disfruté como una americana más.

Si te estuviese leyendo alguien con ganas de irse a estudiar al extranjero pero con dudas, ¿Qué le dirías para que diera el paso?

A esa persona le diría que no tuviera miedo, que se ganan muchas cosas y se pierden muy pocas. A mi me cambió la vida para bien y a todo el mundo que conozco. No hay nadie que se haya arrepentido de irse, lánzate a vivir el sueño americano que es una oportunidad y experiencia única.

¿Qué consejo le darías a una persona que esté pasando por el llamado “shock cultural” durante sus primeras semanas en otro país diferente al suyo?

El shock cultural es duro, pero la clave es ir con la mente abierta, adaptarse y nunca nunca comparar. Son culturas muy diferentes pero super bonitas las dos, no hay una mejor que otra. Poder llegar a conocer y hacer tuya una cultura de un país extranjero es super enriquecedor y te hace crecer mucho como persona. Le diría que se empape de la cultura americana. Lo mejor del año americano es sentirte uno más y volver “americanizado”. 

Estudias en Madrid actualmente y eres de Sevilla ¿Crees que el hecho de haber estudiado en EEUU te motivó a querer estudiar en Madrid

Estudiar en Estados Unidos me hizo apreciar mucho lo que tenía y mi casa pero a su vez me di cuenta de lo importante que es salir de tu zona de confort y, una vez que lo haces, todo lo que aprendes y lo que ganas. Gracias a mi año de Estados Unidos aprendí a no tener miedo de lanzarme y a no desaprovechar las oportunidades que se presentan y que por miedo no cogemos. Mi yo de antes de América no habría visto con tan buenos ojos la oportunidad de estudiar fuera de casa.

El próximo año te vas de Erasmus a Francia, por lo que sigues internacionalizándote y aprendiendo idiomas. ¿Qué te motiva a ello?

Uno de los motivos principales es volver a vivir el intercambio cultural que viví en Estados Unidos, conocer a personas completamente diferentes a mí, de todos los países y de culturas diferentes. Irme de Erasmus siempre ha estado entre mis objetivos y estoy super emocionada de poder cumplirlo. También está el aprender francés.

Pilar, ¿Cómo te ves en un futuro?

Primero me encantaría más avanzada en mi carrera profesional, poder volver a irme a estudiar fuera uno de mis últimos años, y después, en un futuro más lejano,  me gustaría trabajar y vivir en el extranjero.

En definitiva, ¿Recomendarías la experiencia de estudiar un año académico en el extranjero?

La recomendaría a cualquier persona que me preguntase, es un año increíble que te cambia para bien, en el que te lo pasas muy bien, aprendes mucho y creces como persona. Nadie vuelve indiferente de un año en el extranjero, vivir el sueño americano es inolvidable.

No Comments

Post A Comment